Claves para una decoración de jardín vintage

Claves para una decoración de jardín vintage

Claves para una decoración de jardín vintage

Cada vez más, está más de moda lo natural, lo ecológico, lo antiguo, lo reutilizado: lo VINTAGE, que se llama ahora.

Lo vemos en todos sitios, en la ropa, la alimentación, incluso en la decoración de nuestra casa y jardín. Reciclar viejos utensilios y darle una segunda vida es tendencia. ¿Por qué no aplicar esta técnica en nuestro día a día?

Podemos empezar por el jardín, ya que este estilo queda muy bien integrado con la naturaleza. Nos inspira paz, tranquilidad, serenidad… Los colores claros y pasteles son la clave. Además de la naturalidad de los materiales.

Pintar una vieja escalera en un tono azul pastel y ponerle unas cuantas macetas coloridas encima, bastará para tener una jardinera vertical increíble.

O una perfecta estantería para adornar con unas cuantas figuras, o ramas secas.

 

 

Cualquier objeto que pueda ser reutilizado será un magnífico jarrón, macetero o adorno digno de una decoración 100% vintage.

Una simple botella de cristal decorada con una cuerda de pita o con un lazo es un maravilloso jarrón.

Y un juego de café, un estupendo kit de maceteros para tus plantas aromáticas y especias. ¿Qué tal una vieja tetera o cafetera?

Unas cuantas cajas de metal, que antes contenían café o té, pueden quedar ideales si plantas unas preciosas suculentas en ellas.

 

Y es que la mezcla de colores y de materiales es otra de las claves para conseguir una decoración súper romántica, inspiradora y vintage. La combinación de la madera con el metal es una opción segura. El color natural de la madera aporta calidez y el metalizado luminosidad; si a esto añadimos colores neutros como el blanco, y algunos toques de color más potentes, el resultado es espectacular.

La mimbre, el barro, el cristal… son materiales muy naturales que cuando los combinamos quedan impresionantes.

Y que me decís de las cajas de fruta, de toda la vida. Es el artículo por excelencia en la decoración vintage se refiere. Y es que nos da tantas opciones que no nos extraña. Podemos reutilizarlas tal cual, manteniendo ese aspecto antiguo y desgastado si queremos conseguir una decoración más rústica. Añadiremos colores suaves y pasteles para endulzar un poco el resultado final.

O si lo preferimos, una mano de lijado y una capa de barniz satinado para mantener ese aspecto natural de la madera y, a la vez, aportar un toque sofisticado y elegante  para una decoración más fina y pulida.

 

¿Qué nos apetece dar un paso más? Le damos un toque de color a la decoración pintando las cajas con un tono pastel o incluso en blanco.

Personalmente, me encanta como queda el rosa palo o el azul cielo, pero también se pueden aplicar colores fuertes como el amarillo o azul eléctrico consiguiendo también un toque muy retro.

 

Son múltiples las opciones que nos ofrece la decoración vintage. Es cuestión de echarle un poco de imaginación y ponerse manos a la obra.

Las cosas hechas con dedicación y cariño tienen el doble de encanto.

 

Puedes encontrar muchos de los artículos de decoración de jardín que aparecen en las imágenes aquí: http://riegosur.com/categoria-producto/campo-y-jardin/